Llámenos directamente: 91 159 12 85

Gral. Pardiñas, 46. 28001 Madrid Ver localización

Blanqueamientos dentales

El color de los dientes influye de manera determinante en el resultado estético de nuestra sonrisa. Mucho hemos oído y hablado acerca de los distintos tipos de blanqueamientos dentales, pero ¿cuál es realmente el más efectivo? ¿Son eficaces las pastas blanqueantes comercializadas en farmacias y supermercados? ¿Existen alimentos que tiñen los dientes? ¿Cuándo dura un blanqueamiento? Todas estas cuestiones nos asaltan cuando pensamos en blanquearnos los dientes y seguramente no hayamos encontrados respuestas claras al respecto.

¿Qué influye en el color de los dientes?

El color percibido de los dientes se debe a:
• Color verdadero del diente: es color real del diente libre de manchas y tinciones; el fin del blanqueamiento es conseguir aclararlo.
• Tinciones extrínsecas: se trata sustancias con pigmentos de color que se adhieren a la superficie del diente y le hacen parecer más oscuro de lo que es en realidad. Las pastas blanqueantes que se comercializan sin prescripción médica, normalmente llevan agentes abrasivos que actúan sobre estas tinciones, pero no consiguen blanquear el color verdadero del diente.

¿Qué es un blanqueamiento?

Cuando hablamos de blanqueamiento dental nos referimos a aquellas sustancias que son capaces de penetrar en la capa externa del diente (esmalte), llegando a la dentina y consiguiendo blanquear el diente desde el interior.

¿Cuál es su mecanismo de acción?

Determinados compuestos son capaces de penetrar en el interior del diente y liberar oxígeno para conseguir un color más luminoso. Las sustancias utilizadas para realizar este proceso son fundamentalmente dos:
• Peróxido de carbamida (usado más en blanqueamientos ambulatorios)
• Peróxido de hidrógeno (más restringido al uso en clínica).

Estas sustancias pueden ser activadas o aceleradas por determinadas fuentes de energía:
• Láser: actualmente en desuso
• Luz halógena: no ha demostrado ser mejor en estudios comparativos con otros métodos.
• Luz LED: ha demostrado blanquear los dientes más de manera más rápido aunque sus efectos también son más cortos en el tiempo.

¿Los blanqueamientos dentales dañan o perjudican los dientes?

Rotundamente no. Los blanqueamientos dentales adecuadamente indicados y en un paciente con la boca sana son absolutamente inocuos para el paciente y sus dientes. El efecto secundario más frecuente suele ser una ligera sensibilidad durante o tras el blanqueamiento que con el tratamiento adecuado no es nada incómodo de llevar y desaparece rápidamente.

¿Cuál es el método más efectivo?

Actualmente, el único método que ha demostrado obtener resultados más rápidos, que no mejores a corto plazo, es la combinación de luz LED con la realización de blanqueamientos en clínica (con peróxido de hidrógeno), aunque los resultados conseguidos no son estables en el tiempo si no se continúan con un tratamiento ambulatorio con moldes flexibles. Además, se ha visto que la sensibilidad dentaria durante y tras el tratamiento aumenta con la activación con luz LED que sin ella. Por otro lado, los estudios también han demostrados que los blanqueamientos realizados sin la utilización de LED y con un método de blanqueamiento mixto (clínica+casa) son igual de eficaces, más estables en el tiempo y cursan con menor sensibilidad post y durante el tratamiento. Por tanto, podemos concluir que no existen generalidades y lo importante es personalizar cada caso, aunque hemos de saber que no porque nos ofrezcan blanqueamiento con luz halógena, LED o Láser, éste va a ser más efectivo. De hecho, el método más ampliamente documentado y que mejores resultados ha demostrado durante muchos años es la combinación de sesiones de blanqueamiento en clínica con refuerzos en casa.

¿Qué hay de verdad en las pastas, enjuagues, tiras y demás artículos blanqueantes?

Este tipo de pastas generalmente llevan componentes abrasivos cuyo fin es eliminar las tinciones extrínsecas, es decir, sustancias que se encuentran adheridas al diente pero no blanquean el diente en sí mismo. Algunas incluso, por el alto contenido en sustancias abrasivas, pueden llegar a desgastar la superficie dentaria, con lo cual estarían totalmente desaconsejadas para blanquear los dientes. Existen otros artículos en el mercado como chicles, tiras, lápices y algunas pastas que sí contienen concentraciones muy bajas de sustancias blanqueantes, éstas sólo sirven para mantener o perpetuar los efectos obtenidos tras un blanqueamiento profesional previo, pero no son capaces por sí mismos de blanquear de manera eficaz el color de nuestros dientes.

¿Existen alimentos que tiñen nuestros dientes?

Sí y no. La mayoría de los alimentos que creemos que tiñen nuestros dientes (café, té, Coca-Cola, paella) sólo dejan tinciones que se adhieren a la superficie del diente, pero no penetran en profundidad. No obstante, cuando estamos haciéndonos un blanqueamiento, el diente se vuelve más poroso y por ello debemos evitar en lo posible este tipo de alimentos porque en ese caso, sí que podrían cambiarnos el color del diente. Otras sustancias como el hierro, ingerido en determinados alimentos o bien en complementos dietéticos sí que pueden producir un cambio en la coloración verdadera de los dientes. Asimismo, lo mismo pasa con determinados medicamentos como las tetraciclinas. En estos casos, si queremos conseguir dientes más blancos, es imprescindible recurrir a un profesional experimentado para que nos indique cuál es la opción terapéutica más idónea.

¿Cuánto dura un blanqueamiento? ¿Es para siempre?

Un blanqueamiento bien realizado puede durar mucho tiempo, generalmente uno o dos años, aunque eso varía en función de las técnicas de higiene del paciente. En ese tiempo, si estamos contentos con nuestro color, es conveniente ir a la clínica para darnos un recuerdo. El mantenimiento del color no consiste en hacernos un nuevo blanqueamiento, la simple aplicación del gel blanqueador de casa en los moldes flexibles durante unos días bastará para perpetuar el color obtenido anteriormente.
91 159 12 85